miércoles, 27 de julio de 2011

Algo dulce para despertar

Bizcocho con miel y aceite          

Se trata de algo con el encanto de los clásicos que siempre deben estar en nuestra mesa y mejor si están hechos por nosotros.

INGREDIENTES:

  •  3 ó 4  huevos (depende del tamaño que tengan).
  • 100 gr. de azúcar.
  • 100 gr. de miel.
  •  200 gr. de harina.
  •  8 gr. de levadura.
  • Una pizca de sal.
  • 200 gr. de aceite de oliva. Dado que se trata de un pastel que puede tomarse directamente o ser usado como base de tartas, recomendamos un aceite de sabor suave como Oleobética Arbequino.
ELABORACION: 

Montar (en batidora es mas cómodo) los huevos con el azúcar hasta que estén blanquecinos.
Calentar levemente la miel para que quede más fluida y añadirla al batido de huevos.
Añadir la sal y la levadura a la harina y tratad de mezclarlos bien.
Agregar ahora, sin dejar de batir, la harina a la preparación de huevos.
Finalmente, añadir lentamente, todavía batiendo, el aceite, de forma que quede totalmente integrado en la mezcla.
Dejad reposar la mezcla una media hora.
Verter la mezcla en un molde que antes se habrá engrasado ligeramente y enharinado, para que el bizcocho se desprenda bien una vez cocido.
Cocer en el horno a 185º durante unos 45 minutos, (aunque lo que no falla es la fórmula de siempre, es decir, esperar hasta que esté dorado y/o hasta que al pinchar con una aguja ésta salga limpia).
Mejor si el horno no está muy caliente al principio, ponedlo a su temperatura cuando veáis que sube el bizcocho.
Dejar enfriar antes de consumir. Se puede usar como base de otras tartas, añadiendo cremas, merengues frutas..... o lo que la imaginación demande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada